El Hotel W de Barcelona

Muchas organizaciones ecologistas, vecinales y surfistas piden la demolición de El Hotel W de Barcelona, según ellos la construcción es ilegal

En el puerto de Barceloneta podemos observar varios monumentos y lugares que dan al paisaje del majestuoso mar Mediterráneo un toque especial. Edificaciones antiguas y llenas de historias, atractivas para muchas personas que van de visita a la ciudad condal. Además, obras modernas con estructuras impresionantes, algunas con bastante polémica. El Hotel W de Barcelona es uno de ellos.

El Hotel W de Barcelona
Fotografía Rafael Alejandro Escalona mayo 2018.

A pocos metros de la playa de la Barceloneta, se levanta una maga estructura de 98,8 metros de altura en forma de vela. Envuelta en cristales hace que el sol la ilumine por completo y tome el color del cielo y del mar.

El Hotel W de Barcelona, pertenece a la cadena hotelera Marriot Interntional, es una obra de estilo High-Tech (alta tecnología) del arquitecto español Ricardo Boffil. Luego de tres años de trabajos y con una inversión de 260 millones de euros, el 1ro de septiembre del 2009 fue inaugurado.

A pocos metros de la playa de la Barceloneta, se levanta una maga estructura de 98,8 metros de altura en forma de vela.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona mayo 2018.

En su interior cuenta con 26 plantas, 473 habitaciones y suites con vista panorámica hacia el mar y a la ciudad. Es un lugar muy concurrido y uno de los más fotografiados de la playa la Barceloneta.

Polémicas del Hotel W

Desde la fecha que se inició la construcción hasta la actualidad, el Hotel W ha estado envuelto en una extensa controversia. El primer proyecto de la torre alcanzaba unos 168 metros de altura, la cual alteraba la silueta de la ciudad, por ello el ayuntamiento obligó a Boffil a modificar su obra.

En su interior cuenta con 26 plantas, 473 habitaciones y suites con vista panorámica hacia el mar y a la ciudad. Es un lugar muy concurrido y uno de los más fotografiados de la playa la Barceloneta.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona mayo 2018.

Muchas organizaciones ecologistas, vecinales y surfistas piden su demolición ya que denuncian que la construcción es ilegal porque se encuentra muy cerca de la línea costera, solamente a 20 metros del agua y de instalaciones del puerto, prohibido por la Ley de Costas.

Se dice que la obra se rigió por la Ley de Puertos, como si su construcción fuese una instalación para el puerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!