La estación de trenes de Reus

Hallaron un antiguo refugio antiaéreo de la Guerra Civil en la estación de trenes de Reus

El 16 de septiembre de 1856, se inauguró la estación de trenes de Reus. Con la línea férrea proveniente de Tarragona que tenía como objetivo llegar a Lérida, que no dio resultado. Pero luego de 23 años la “Compañía del Ferrocarril de Lérida” logró el cometido de conectar a las tres ciudades.

El 16 de septiembre de 1856, se inauguró la estación de trenes de Reus.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona febrero 2019

Los resultados económicos de la compañía no eran los mejores. En el año 1884, sus activos fueron adquiridos por la poderosa Compañía Caminos de Hierro del Norte de España.

Dicha empresa tenía una importante salida hacia el Mediterráneo. La cual logró imponer un monopolio en la gestión de las vías ferroviarias en todo el territorio de la península Ibérica.

El dominio terminó en 1941 cuando fue decretada la nacionalización del ferrocarril. Esto dio paso a la creación de la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE). Está nueva compañía estatal gestionó el transporte ferroviario en el ancho ibérico, entre los años 1941 y 2005.

En los próximos años hasta el día de hoy, por reglamentos de la Unión Europea se dividió la estatal en dos: Renfe Operadora y Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias).

En la actualidad de la estación de trenes de Reus data de los años 70 no tiene nada en comparación con el edificio histórico. Que fue construido a finales del siglo XIX. Ahora asoma una estructura moderna dejando atrás lo que fue.

Fotografía Rafael Alejandro Escalona febrero 2019

Historia escondida

Pero guardaba un poco de historia. Ya que el pasado año técnicos de Adif, mientras realizaban obras de mantenimiento por casualidad descubrieron un túnel que estaba en la línea número siete. El cual dicho por expertos e historiadores perteneció a un antiguo refugio antiaéreo de la Guerra Civil, pero que curiosamente no estaba en los registros.

Este hecho en plenas vías férreas concurridas por cientos de personas que viajan desde Barcelona a Lérida diariamente se convirtió en un hallazgo curioso e inesperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!