El Caga Tió Nadal

“Caga Tió”, “Fer Cagar el Tió”, “Tió Nadal”


Existe un ser mitológico de aspecto simpático y alegre que llega a todos los hogares de Cataluña y algunos sectores de Aragón; pocos días antes de recibir la Navidad, es “El Caga Tió Nadal”, “Fer Cagar el Tió”, “Tió Nadal”.

Antigua celebración por el solsticio de invierno hasta su incorporación al cristianismo que, durante los siglos, ha modificado el ritual original.

Según la leyenda cristiana: Unos pastores fueron a visitar al niño Jesús recién nacido
Fotografía Sofía Teresa Alves Vieira @striskele 2019

Inicialmente se escogía un trozo de árbol y se quemaba como símbolo de culminación del pasado para dar lugar al año nuevo; posteriormente al cristianizarse, se decidió su quema en Navidad, debiendo arder lentamente hasta el Día de Reyes representando la purificación y transformación paulatina durante esos días; luego las cenizas eran arrojadas a los campos sembrados para la buena suerte en el cultivo.

Según la leyenda cristiana: Unos pastores fueron a visitar al niño Jesús recién nacido; pero al no tener nada que obsequiarle, le ofrecieron su comida quedándose ellos sin nada. De regreso a su casa, sentados en torno a una fogata de la leña que ardía empezó a salir todo tipo de alimentos.

Antigua celebración pagana por el solsticio de invierno hasta su incorporación al cristianismo
Fotografía Sofía Teresa Alves Vieira @striskele 2019

En tiempos actuales el Tió está humanizado, se le añadió un rostro infantil, la barretina típica catalana y una manta para evitar que tenga frío. Se puede elegir entre comprarlo y personalizarlo a tu gusto o adquirirlo ya elaborado en algún mercadillo o tienda local.


Esta tradición se celebra en Cataluña y algunos sectores de Aragón

Aquel tronco que se consumía por el fuego pasó de dar regalos espirituales a físicos como golosinas y pequeños juguetes, adquiriendo un sentido materialista; y de sólo arder hasta consumirse, a ser cuidado a partir del Día de la Inmaculada Concepción, especialmente por los niños, quienes deben alimentarlo con frutas frescas, agua; frutos secos o con lo sobrante de sus propios platos, como dato curioso: este personaje sólo come durante la noche.

En tiempos actuales el Tió está humanizado, se le añadió un rostro infantil, la barretina típica catalana y una manta para evitar que tenga frío.
Fotografía Sofía Teresa Alves Vieira @striskele 2019

Los niños deberán golpearlo con bastoncillos de madera en el día de Navidad cantándole una canción. ¿Por qué darle golpes a un tronco que han cuidado durante semanas? Se relaciona con la cultura pagana donde el “golpe” significa fertilidad; por tanto, mientras más golpeen mayor cantidad de obsequios habrán debajo de la manta del Caga Tió.

Artículo: Sofía Teresa Alves Vieira @striskele

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!