Los Palacios Nazaríes de la Alhambra

Bajo las doctrinas y tradiciones del islam, cada sultán construyó en los Palacios Nazaríes de la Alhambra, su aposento para demostrar su poder y que se perpetuara en el tiempo.

El sur de España, aún gurda rincones con vestigios del Al-Ándalus, localidades como Sevilla, Córdoba y especialmente Granada. Conservan diferentes monumentos que expresan con el arte de aquella época, la mezcla las tres culturas: musulmana, judía y cristiana. Los Palacios Nazaríes de la Alhambra.

Fotografía: Sofía Alves 2022

La Alhambra uno de los complejos monumentales más importantes de la época hispano árabe, nos relata, a través del Alcazaba, El Generalife, Los Palacios Nazaríes junto al Palacio de Carlos V la historia del último reducto de la ocupación islámica en la península ibérica.

En este articulo nos centraremos en Los Palacios Nazaríes, la cual fue residencia de los últimos soberanos de la dinastía Nazarí, los reyes de Granada.

Los Palacios Nazaríes es una maravillosa obra arquitectónica, con una superficie aproximada de 1900 m² ubicado en el corazón de la Alhambra. Compuesta por dos palacios: El Palacio de Comares, El Palacio de los Leones y aparte El Mexuar. Cada uno desde el principio a fin, expresa el apogeo del arte nazarí, con influencias islámicas y cristianas. Juntos conforman un conjunto palaciego de los más importantes de Europa.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Bajo las doctrinas y tradiciones del islam, cada Sultán construyó su aposento para demostrar su poder y que se perpetuara en el tiempo. Para los historiadores estos espacios se levantaron después del Alcazaba, el Partal y el Generalife (monumentos del cual les hablaremos en otros artículos). Cada uno de ellos fueron sede de la corte nazarí donde realizaban diferentes funciones de gobierno, habitaban y lo utilizaban para el goce y disfrute. 

La edificación de los palacios se remonta al primer tercio del siglo XIV del cual El Mexuar es la construcción más antigua y además es donde empieza el recorrido por este monumento.

El Mexuar

“Solo Dios es vencedor” es la frase que guarda El Mexuar, lugar donde la Saura (Consejo de ministro) junto al Sultán se reunían, realizaban las audiencias, dictaminaba y se administraba la justicia para los casos de importancia.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Es la sala más antigua del conjunto palatino, se dice que fue construida por Isma’il I de Granda entre los años 1314 y 1325. Decorada por Yusuf I quien fuera el séptimo soberano de la dinastía nazarí desde 1333 hasta 1354; posteriormente los trabajos los seguiría su hijo Muhammad V en su segundo mandato. Ambos monarcas fueron los responsables de los lugares más conservados de toda la Alhambra.

A parte de la mezquita principal, El Mexuar tiene oratorios para el Sultán y sus familiares, estos estaban junto a la ventana rodeada con citas del Corán. Con el fin de proporcionar una espectacular vista y facilitando al creyente a conectarse a través de la oración con la naturaleza, actualmente desde este punto se visualiza el barrio del Albaicín.

A lo largo de la historia este lugar, como todo el complejo ha sufrido diferentes restauraciones. Que se pueden observar en las columnas y especialmente en el paño de azulejos técnicas de estilo nazarí y simbología cristiana representando a la monarquía castellana. 

Los espacios fueron utilizados por los Reyes Católicos como morada mientas estaban en Granda. Se cuenta que también El Cuarto Dorado, el cual se encuentra luego de El Mexuar se adecuo como habitación (de la cual no se utilizó) para la esposa de Carlos V la emperatriz Isabel de Portugal.

Palacio de Comares

Si continuamos el recorrido establecido por la administración El Patronato de la Alhambra luego de El Mexuar nos encontraremos el fabuloso Palacio de Comares.

Mediante una escalera desde El Cuarto Dorado se accede al Patio de los Arrayanes uno de los elementos más importantes de la vida familiar, y a su alrededor, se levanta el precioso Palacio de Comares.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Comares fue edificado también por Yusuf I el cual tenía por objetivo que los visitante (sobre todo los cristianos) se quedaran maravillados o intimidados al ver la majestuosidad de la decoración exquisita. Los arquitectos mediante esta obra trasladaron un mensaje de poderío, a los embajadores que entraban en este salón. Pero fue asesinado con tan solo 36 años y no vio concluida su obra, su sucesor Muhammad V la concluyo en 1370.

Según investigaciones de diversos historiadores, el nombre de este palacio significaría “Levántate y Mira” o “Abrid los ojos y ved”.

Fotografía: Sofía Alves 2022

“Solo Dios es vencedor”

El Corán

Otra teoría es que el nombre proviene de un lugar al norte de África de donde procedía gran parte de los artesanos; que trabajaron en esta obra o las técnicas de artesanía artística utilizadas.

Indiferentemente de donde venga el nombre, el visitante que entra al Comares literalmente, ve desde la alberca en el centro del patio, la cual refleja las tres plantas rectangulares que la rodea y levanta la mirada para observar la majestuosidad del estilo hispano musulmán. La idea de Yusuf I se hizo realidad en la Alhambra.    

La estancia principal posiblemente era la sede del poder ejecutivo del emirato de Granada. Por ello este espacio era importantísimo. Muestra uno de los aspectos característicos que resalta este palacio y el resto de la Alhambra que es la utilización del agua de forma artística y estética, como por ejemplo, el uso del agua como espejo para crear una “proyección geométrica que rompe la excesiva horizontalidad del espacio” como expresa la pagina oficial del recinto.

Sala de la Barca

Al norte del patio, se puede acceder a la Sala de la Barca o Baraca (Bendición en árabe) a través de un arco con una bóveda llamada Mocárabe (decoración islámica), donde aun se puede observar el azul y oro de su policromía original. De allí abre paso a la Salón de los Embajadores. -Los Palacios Nazaríes de la Alhambra-

Salón de los Embajadores

Del lado norte de la muralla se levanta una torre de 45 metros de altura la más alta de la Alhambra La Torre de Comares. Esta custodia El Salón de los Embajadores o El Salón del trono, estos están rodeado por nueve estancias privadas para el Sultán dependiendo la época del Año.  

Este Salón cuenta con 11 metros de largo y 18 de alto, por la longevidad de esta obra se a restaurado en diferentes ocasiones. Pero aún se conservan en gran parte piezas originales como la cerámica que al igual han ido añadido durante los años. Por ejemplo, el suelo posiblemente era de mármol, donde estaría el escudo de armas de los sultanes de Granada.

Fotografía: Sofía Alves 2022

“Sólo a Dios le pertenecen la grandeza, la gloria, la eternidad, el imperio y el poder”

Una de sus características es la importante carga simbólica, un mensaje que se refiere a la lealtad y fe “La eternidad es atributo de Dios”, “Sólo a Dios le pertenecen la grandeza, la gloria, la eternidad, el imperio y el poder”, son algunas de las frases en los grabados.

Los laterales del Salón están revestidos de decoración en su totalidad procedente de Irak y de Persia. En el techo es de forma cubica que llama mucho la atención, realizado con madera de cedro considerado como la mejor representación de la época medieval, esta encarna los cielos de la cultura musulmana.  

En uno de los laterales del palacio, hay una pequeña entrada que nos lleva a otra maravilla de la Alhambra, y si hablamos de simbología este espacio es una muestra de ello.

Palacio de los Leones

Muhammad V de Granada, octavo soberano nazarí, sufrió un golpe de estado por seguidores de su propio hermano en su quinto año en el poder. Pero volvió al trono en 1362 con la ayuda del reino de Castilla, desde ese entonces el sultanato nazarí consigue su máximo esplendor y desarrollo artístico. El palacio de los leones es un ejemplo de ello.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Palacio de los Leones, tiene una superficie aproximada de 1900 m² y su estructura es la típica de las casas hispano árabes, mezclada con técnicas geométricas y matemáticas occidental precisamente griega.

Como dijimos anteriormente el agua es protagonista en la Alhambra y especialmente en El Palacio de los Leones, el cual lo componen cuatro salas y desde cada una sale un arroyo que se encuentra en el centro el patio. Estos representan los ríos del paraíso definidos en el Corán.

Sobre la unión de estos arroyos esta la Fuente de los Leones. Compuesta por doce leones de mármol que sostienen un cuenco que datan del siglo XIV.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Mediante una restauración se dictaminó que cada escultura fue realizada con el mismo material. Mármol de Macael localidad de Armaría; y que los leones presentan diferencias y a la vez similitudes entre sí, en la forma de su pelaje, melena, posición, nariz, relieve y la cola.

También tiene su simbología pero que no ha sido corroborada por los historiadores. Las teorías rondan por el significado astrológico y zodiacal. -Los Palacios Nazaríes de la Alhambra-

Una de las cuatro salas que componen este palacio es La Mocárabes, recepción al palacio desde el exterior, otra es la Sala de los Abencerrajes habitación del Sultán. Todas las paredes están llenas de decoraciones y la cúpula está decorada con mocárabes. Comentan que la fuente que hay en el suelo funcionaba como reflejo para que resaltara la decoración de dicha cúpula que tenia colores rojos y azules. Los curiosos de esta estancia que es que no tiene ventanas.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Sala de los reyes

Al este del palacio se entra la Sala de los reyes, una de las más grandes y esta dividida por cuatro cuartos. En el techo muestran pinturas que representan un recorrido por la historia del emirato de granada. Desde los diez primeros reyes y los fundadores de la dinastía nazarí.

A continuación de esta Sala de los reyes encontramos una puerta lateral que nos lleva a la Sala de las hermanas. Esta comunica con lo que eran los baños y era una zonas donde transitaban los familiares y visitantes de los monarcas.

Al fondo de la habitación esta El Mirador de Lindaraja. Considerado como uno de los elementos más preciosos de los Palacios de la Alhambra, su vista daba hacia la ciudad y al rio Darro, pero fue interrumpida por la construcción del Pabellón de Carlos V.

Fotografía: Sofía Alves 2022

Para terminar el recorrido por Los Palacios Nazaríes, se pasa por la Sala de los Ajimeces con decoraciones mocárabes. Este conjunto palaciego es visitado por cientos de personas cada año es una muestra de la genialidad y la belleza del arte y diseño musulmán.

Recomendaciones para visitar la Alhambra

A continuación, te dañaremos unas recomendaciones basadas en nuestra experiencia al visitar la Alhambra, nosotros tuvimos la oportunidad de recorrerla en el verano del 2022.  

Una de las preguntas frecuentes es como se puede llegar a la Alhambra y conocer los Palacios Nazaríes tienes varias opciones:

Caminando: si vienes caminando desde el centro de Granada tienes tres caminos, la Cuesta de Gomérez, la Cuesta del Realejo y la Cuesta del Rey Chico o cuesta de los chinos.  

Transporte Publico: Hay tres líneas de autobuses que te llevan a la puerta de acceso de la Alhambra son la C30, C32 desde la Plaza Isabel la católica y C35.

Para adquirir las entradas: Puedes comprar los tickets por las máquinas expendedoras y en las taquillas del Pabellón de acceso. Además por la pagina oficial de ventas de entradas, nosotros aconsejamos que lo hagan por esa vía para tener disponibilidad y asegurar la visita.

El coste de las entradas varia mediante el horario de visita si es diurna o nocturna. Comúnmente la mayoría de los visitantes adquiere la entrada general a todo el complejo monumental, que tiene un valor de 14.00 euros.

Cuando accede puedes solicitar el servicio de audio guía en diferentes idiomas que cuesta alrededor de 6 euros.

Los Horarios de visitas se dividen en dos el diurno es desde las 8:30 hasta las 20:00 y el nocturno desde las 20:00 las 23:30.

Nosotros recomendamos que planifiquen bien su visita al conjunto monumental. Si eres de las personas que te gusta observar y detallar cada rincón es preciso que vayas con tiempo.

La pagina oficial expresa que el recorrido dura tres horas, pero normalmente es mucho más. Para visitar los Palacios Nazaríes debes reservar hora ya que van pasando por grupos.

No olvides tu identificación: para ingresar al recinto monumental al igual que a los Palacios Nazaríes, debes mostrar la entrada con tu respetiva identificación.

Para mayor información te invitamos a que ingresas a la pagina oficial del Patronato de la Alhambra y Generalife.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!