Parque “Quinta de Los Molinos”

 El Parque Quinta de los Molinos fue nombrado por el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid desde 1997 como parque histórico, cuyo origen se remonta a los inicios del siglo XX

Madrid es la ciudad más grande de España, como toda urbe esta repleta de edificios, tráfico y bastante movimiento. Pero esta inmensa Cosmopolitan no solo es concreto y asfalto, también guarda algunos espacios dedicados a la belleza natural y al esparcimiento, lugares que te desconectan del ruido y el barullo. Parque “Quinta de Los Molinos”

Fotografía: Rafael Alejandro Escalona F. marzo 2022

Desde hoy estrenamos una nueva sección en nuestro portal web y canal de YouTube: “Parques de Madrid”; dedicado a recorrer y conocer los diferentes parques y jardines que guarda Madrid, hablaremos de su historia, curiosidades y como se puede llegar a ellos.   

Aprovechando la llegada de la primavera, el primer parque que visitamos se viste de gala en esta época, para recibir a muchos visitantes, que se maravilla con el color de sus flores y la burbuja de tranquilidad que genera sus antiguos árboles. Hablamos del Parque “Quinta de Los Molinos”.

El Parque «Quinta de los Molinos» fue nombrado por el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid desde 1997 como parque histórico; cuyo origen se remonta a los inicios del siglo XX.

Historia del Parque

En esa época era una simple finca que le pertenecía al arquitecto e ingeniero de origen alicantino César Cort Botí; quien tras la posesión de estas tierras y la añoranza de su ciudad natal quiso diseñar una hacienda típica de su lugar de origen; trayendo consigo semillas de almendro que gracias a su fruto (almendras) se crean los famosos turrones de Jijona, muy típicos en Alicante durante épocas navideñas.

Fotografía: Rafael Alejandro Escalona F. marzo 2022

Cort Botí, fue el diseñador de las obras en estos terrenos su núcleo era un Palacete construido entre 1925 y 1940; inspirado en el palacio Stoclet, ubicado en Bruselas. Estos terrenos fueron cedidos por el VI Conde Torre Arias; a Botí quien fue tomando nuevas adquisiciones hasta mediados de los años 60 consiguiendo la extensión que mantiene hasta los días actuales, unas 28,6 hectáreas aproximadamente.

Tras la muerte de Botí (1978) la propiedad estuvo abandonada hasta que se convierte en patrimonio del Ayuntamiento de Madrid posterior a un acuerdo con los herederos en 1982.

A lo largo del tiempo se convirtió en un hermoso y artístico jardín de Madrid, con un encanto único gracias a las grandes extensiones de flora de diversas especies (pinos, eucaliptos, olivos); aunque, como ya hemos mencionado el árbol del almendro es su protagonista; quien llena de tonos rosas y blancos los suelos del parque a mediados del mes de febrero como preludio de la primavera naciente.

Las remodelaciones más actuales se realizan baja una mirada conservadora que permite disfrutar la arquitectura prerracionalista madrileña del siglo pasado; siempre respetando la plantación original de los árboles centenarios.

¿Por qué «Quinta de los Molinos»?

El Parque “Quinta de los Molinos” recibe su nombre por dos grandes molinos que ahí se ubican, ambos procedentes de Estados Unidos. Fueron empleados para la extracción del agua subterránea hallada durante la construcción y así ser utilizada para los regadíos y mantener las lagunas artificiales. Uno se encuentra en la Casa del Reloj y otro en la Rosaleda del Palacio, edificaciones declaradas por el Ayuntamiento como de gran interés.

El recorrido de este parque se disfruta en cualquier época del año; gracias a su belleza cambiante según la estación, tanto caminando como en bicicleta o patinete.

Los momentos donde acuden más personas son en primavera por la floración de los almendros y en verano por el frescor y sombra que aportan los múltiples árboles.  

Otro de los atractivos de La Quinta de los Molinos es su Palacete que nunca se había utilizado para ninguna actividad. En el año 2018 el Ayuntamiento decidió dedicar este espacio para la juventud madrileña.

En la actualidad fue convertido como espacio cultural dedicado para los niños, niñas y adolescentes donde se les ofrece un programa de actividades permanente de talleres, espectáculos y actividades diversas.

Cabe acotar, que también acoge una escuela de hostelería para jóvenes en situación de vulnerabilidad que lleva La Quinta Cocina, cafetería donde todas las familias pueden disfrutar de este espacio cultural en Madrid.

¿Cómo llegar a la Quinta de los Molinos?

El Parque “Quinta de Los Molinos” esta ubicado en el barrio El Salvador, del distrito de San Blas al este de Madrid.  

Cuenta cinco puertas de acceso, que se limitan al sur con la C/ Alcalá, al norte con la C/ Juan Ignacio Luca de Tena, al este con la Avda. 25 de septiembre y al oeste con la C/ Miami.

Se puede llegar en transporte público, en metro en la estación Suarez de la línea 5 (verde) y en autobús por las líneas: 77, 104, 105, 144 y 146. Para mayor información les dejamos los enlaces del ayuntamiento de Madrid y del propio parque para que puedan ver sus horarios y programación de actividades.

Articulo escrito por: Sofía T. Alves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!