Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya

Araya, ubicada al sur del estado Sucre en Venezuela, es conocida históricamente por sus famosas salinas, el oro blanco del siglo XVI. Fue descubierta por Pedro Alfonso Niño y Cristóbal Guerra en el año 1500. 

El 30 de noviembre de 1622, se produjo una de las batallas navales más importantes de América en el siglo XVII, la batalla de Punta Araya
Fotografía Rafael Alejandro Escalona 2010

Posterior a realizar expediciones de exploración y conquista en el litoral de Paria, también llamada Tierra de Gracia por el almirante Cristóbal Colón. La Corona Española en 1601, ante las incursiones de holandeses, franceses e ingleses atraídos por sus riquezas naturales. Inicia el estudio para construir una fortaleza militar en Araya.

 El 31 de octubre de 1960, el castillo, último vestigio de la antigua fortaleza, fue declarado Monumento Histórico Nacional.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona 2010

En 1604, 8 barcos holandeses se enfrentaron a la flota española, llamada “Armada Invencible”, que los derrotó un año después. El plan para la construcción del fuerte se detuvo cuando se firma la tregua entre España y Holanda en 1609. El cual duraría hasta el año 1621 cuando se reiniciaron las incursiones.

En 1621 el gobernador de Cumaná, don Diego de Arroyo y Daza. Insiste de manera imperiosa al Rey sobre la necesidad de construir defensas en la península. Y fue el 15 de enero de 1622 cuando se decreta en Madrid la construcción del castillo, lo que coincidiría con el desembarco de varias urcas holandesas para cargar sal. Seguidos de una flota de 27 navíos que procedieron a construir 2 fuertes e instalaciones para su extracción.

Batalla Naval de Punta Araya

El 30 de noviembre de 1622, se produjo una de las batallas navales más importantes de América en el siglo XVII. La batalla de Punta Araya, 43 navíos holandeses atacaron Araya con el objeto de interrumpir la construcción de la fortaleza y apoderarse de manera definitiva de la península. Siendo rechazados finalmente el 13 de enero de 1623 por el gobernador Arroyo y la flota española. La crónica de la batalla destaca el papel de los arqueros nativos, que con su puntería ayudaron a repeler a los holandeses.

 En 1625 culmina la construcción de la nueva estructura defensiva, recibió el nombre de “Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona 2010

En el mismo año los ingenieros Cristóbal de Roda y Juan Bautista Antonelli visitaron la salina para encontrar la mejor zona donde construir el fuerte. Escogieron el cerro de Daniel, nombre que recibió después de que fueran ahorcados allí algunos holandeses y su capitán, Daniel de Moucheron, por el capitán español Luís de Fajardo tras su ataque en el año 1605.

 Con el pasar de los años la Corona española se preocupa por el elevado costo del mantenimiento de la fortaleza.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona 2010

En 1625 culmina la construcción de la nueva estructura defensiva. Recibió el nombre de “Real Fortaleza de Santiago de Arroyo de Araya” (Santiago, por el santo patrón de España; Arroyo, por el gobernador Diego de Arroyo y Daza; Araya, por el nombre de la localización). Fue la primera fortaleza de importancia de la capitanía española en Venezuela.

 En 1604, 8 barcos holandeses se enfrentaron a la flota española, llamada “Armada Invencible”.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona 2010

Con el pasar de los años la Corona española se preocupa por el elevado costo del mantenimiento de la fortaleza, aunado a los serios daños a la estructura ocasionados por el terremoto en 1684. Más adelante los efectos devastadores del huracán que inundó las salinas en 1725.

Convencidos su inutilidad, en 1759 la Corte decidió su demolición, tarea que cumplió el gobernador José Diguja Villagómez en 1762. Quien puso fin a los 129 años del centinela de las salinas. El lugar continuó siendo explotado por particulares hasta que en 1872 fueron adquiridas por el Estado venezolano.

 Convencidos su inutilidad, en 1759 la Corte decidió su demolición, tarea que cumplió el gobernador José Diguja Villagómez en 1762, quien puso fin a los 129 años del centinela de las salinas.
Fotografía Rafael Alejandro Escalona 2010

El 31 de octubre de 1960, el castillo, último vestigio de la antigua fortaleza, fue declarado Monumento Histórico Nacional.


Dato curioso:

El mismo científico alemán que recorrió las montañas caraqueñas, que actualmente forman el Parque nacional Waraira Repano y La Cueva del Guacharo en estado Monagas. Alexander von Humboldt, el 19 de agosto de 1799 visitó las ruinas del castillo de Araya para el estudio de las aguas del Golfo Cariaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!