Los Indios Coromotanos

El primer domingo de Cuaresma se lleva a cabo en Ocumare del Tuy la peregrinación de la Escolta de Los Indios Coromotanos

 Virgen de Coromoto evocación de la Virgen María. Que fue nombrada patrona de Venezuela el 1ro de mayo de 1942 por el Episcopado Nacional y reafirmada por el Papa Pío XXII en 1944.
Fotografía: Rafael Alejandro Escalona F. 2011

Al sur de la capital de Venezuela se encuentra Ocumare del Tuy, localidad del estado Miranda, que forma parte de la Área Metropolitana de los Valles del Tuy; donde se realiza una peregrinación mariana que combina el aspecto cultural y religioso “Los Indios Coromotanos”.

El primer domingo de Cuaresma se lleva a cabo en Ocumare del Tuy la peregrinación de la Escolta de los Indios Coromotanos. Donde se saca en procesión a la Virgen de Coromoto evocación de la Virgen María. Que fue nombrada patrona de Venezuela el 1ro de mayo de 1942 por el Episcopado Nacional y reafirmada por el Papa Pío XXII en 1944.

 la Iglesia San Diego del Alcalá de Ocumare del Tuy la única en el mundo en hacer en estas fechas este tipo de actividad.
Fotografía: Rafael Alejandro Escalona F. 2011

La Escolta de los indios Coromotanos, es una expresión cultural y religiosa que data del año 1941, cuando el Monseñor Rafael Pérez de León llamó a “una misa especial” con la finalidad de purificar al pueblo de los excesos durante las fiestas del carnaval, previas a la semana santa.

Luego de finalizar la misa, sacó en procesión por la localidad ocumareña a la virgen, junto a 300 personas vestidas de indígenas.  Jesús Tereso Sánchez un joven de 15 años era el que encabezaba el recorrido y fungía como el Cacique Mayor. Sánchez dirigió esta actividad durante 68 años hasta el día de su muerte.

Se dice que el monseñor Rafael Pérez de León fue quien solicitó directamente al Papa dar vida a esta tradición; el cual se le concedió el permiso de celebrar la festividad en tiempo de cuaresma siendo la Iglesia San Diego del Alcalá de Ocumare del Tuy la única en el mundo en hacer en estas fechas este tipo de actividad.

Esta festividad cumple 80 años y se realiza gracias a la colaboración de las comunidades, el apoyo de los comercios, personalidades de los Valles del Tuy y del estado Miranda además de los entes gubernamentales.

De lo religioso a lo cultural

El día de la peregrinación diferentes sectores de la sociedad ocumareña desfilan con carrozas decoradas con el tricolor nacional y diversos frutos que producían los indígenas en la época colonial. Además van niños vestidos de ángeles o de aborígenes acompañando en algunos casos a una representación viviente de la patrona venezolana.    

La carroza principal lleva la imagen de la Virgen y es siempre escoltada por los promeseros vestidos de aborígenes, unos van a pie y otros a caballo. Muchos usan penachos muy vistosos; además, pintan sus pieles de diversos colores, esto hace que la celebración sea muy atractiva y vaya de lo religioso a tomar matices culturales.

El recorrido se realiza desde la Iglesia San Diego del Alcalá, pasa por las principales calles del pueblo hasta llegar a la Plaza de los Indios que está ubicada frente a la que era la casa del Monseñor León, quien en vida recibía a la Escolta y les daba la bendición.

¿El Cacique Mayor?

Jesús Tereso fue el primer Cacique Mayor y también fundador de la Escolta, presidió esta tradición hasta el 2009. Este montaba su caballo luciendo un penacho de plumas que pesaba aproximadamente 10 kilos y media un 1,5 metros de altura aproximadamente.  El cultor mirandino murió a la edad de 84 años dejando un legado muy valioso para estado Miranda y para Venezuela.

La Escolta de los Indios Coromotanos fue nombrada Patrimonio Nacional en el 2005, por el gobierno venezolano, es junto a los Diablos Danzantes de Yare tradiciones culturales más importantes de esta zona de Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!